El socio de la SGHN y profesor de la Univ. de Cádiz Juan Pedro González-Varo acaba de publicar (junio ’21), en colaboración con otros autores, un artículo en la prestigiosa revista “Nature. Su título es “Limited potential for bird migration to desperse plants to cooler latitudes”.

Curruca capirotada con semilla de sanguino (foto: L. Ojembarrena).

Es sabido que como consecuencia del calentamiento global se está produciendo un desplazamiento de los óptimos climáticos de muchas especies hacia latitudes más frías. En este artículo los autores analizan el potencial de las especies vegetales para ser dispersadas por aves frugívoras migratorias hacia futuras áreas favorables, ya que estas últimas son capaces de dispersar semillas a decenas de kilómetros. Pero la migración de aves tiene una componente direccional, hacia el norte en primavera para reproducirse o hacia el sur en otoño para invernar. Para que la dispersión hacia áreas más frías sea efectiva el periodo de fructificación de las plantas ha de coincidir con la migración al norte de las aves.

Los autores han combinado información sobre interacciones entre plantas y aves frugívoras con información sobre las fenologías de fructificación y de migración en un total de 46 especies de aves y 81 especies de plantas en 13 comunidades distribuidas por Europa. Los resultados revelan que sólo un tercio (35%) de las plantas son dispersadas por aves frugívoras que migran hacia el norte en primavera. Por el contrario, la gran mayoría (86%) de las plantas son dispersadas por aves cuando migran hacia áreas más cálidas en otoño. Es decir, el potencial de dispersión de semillas de la gran mayoría de plantas con frutos carnosos apunta en la dirección equivocada en términos de adaptación al cambio climático.

Los investigadores sugieren que esta dispersión hacia nuevas áreas tendrá consecuencias para la composición de los bosques del futuro, ya que las diferentes especies podrían no colonizar por igual nuevos territorios que les permitan afrontar el aumento de las temperaturas. Por lo tanto, esta investigación es clave para comprender, detener y mitigar las pérdidas futuras de biodiversidad debidas al cambio climático.

Desde aquí, damos la enhorabuena a Juan Pedro por este trabajo y por publicarlo en Nature, posiblemente, la revista de mayor impacto del planeta.

El artículo se encuentra en la siguiente dirección electrónica: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03665-2 , aunque los interesados pueden pedir una copia en pdf del artículo escribiendo un mensaje a este mail: juanpe.varo@uca.es

Aquí puede verse un vídeo divulgativo sobre este estudio: https://www.youtube.com/watch?v=lEg–_xRiTI

Escrita por José Manuel Amarillo