Lautoconus ventricosus (foto: M.J. Tenorio)

Un equipo de investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y las Universidades del Algarve y de Cádiz, entre los que se encuentra Manuel Jiménez Tenorio -socio de la SGHN-, acaba de publicar la secuencia completa del genoma del cono Lautoconus ventricosus, un caracol marino que vive en el Mediterráneo y aguas del Estrecho de Gibraltar; y que junto con otros dos conos canarios son las tres únicas especies que se encuentran en España.

Los conos producen venenos que utilizan para paralizar y capturar a sus presas y para defenderse. Y este trabajo permite entender cómo se generan y cómo evolucionan esos venenos, así como impulsar su potencial para el desarrollo de fármacos. En las instalaciones de Cultivos Marinos de la Universidad de Cádiz, el equipo ha logrado mantener en cautividad a varios ejemplares de la especie que incluso han llegado a reproducirse, lo que podría facilitar futuros estudios.

El genoma de Lautoconus ventricosus tiene el mismo tamaño que el del ser humano y es el segundo genoma de cono que se publica en el mundo (el primero fue de un cono chino). Las conotoxinas que “fabrican” los conos son muy interesantes para el desarrollo de fármacos. De hecho, ya existe un medicamento derivado de conotoxinas que se administra para aliviar el dolor. Su capacidad analgésica es mayor que la morfina. “Tanto los conos como las conotoxinas son fascinantes por su diversidad: hay más de 900 especies y cada una produce cientos de conotoxinas por lo que el potencial total es increible”, nos dice Manuel J. Tenorio.

El articulo se ha publicado (mayo 2021) en la revista GigaScience de la Universidad de Oxford. Enhorabuena a Manolo y colegas por este interesante trabajo.

Escrita por José Manuel Amarillo