Una planta muy amenazada, una hormiga y un alga invasora entre las especies más destacadas en el V Bioblitz de la SGHN

El pasado fin de semana ha tenido lugar el V Bioblitz de la Sociedad Gaditana de Historia Natural (SGHN) en el Parque Metropolitano de los Toruños y Pinar de la Algaida, gracias al apoyo de dicho Parque. Consistió en un inventario intensivo (24 h) de la biodiversidad presente en este paraje en el que participaron especialistas en distintos grupos taxonómicos acompañados por más de 60 voluntarios. Con este tipo de actividades se pretende ahondar en el conocimiento de la riqueza biológica de los lugares muestreados, a la vez que fomentar la ciencia ciudadana en la que los aficionados pueden aportar sus observaciones y compartir experiencias con científicos en una jornada de campo.

Los resultados han sido muy notables, al inventariarse 620 especies en tan sólo 24 horas y en un espacio de poco más de 1000 Hectáreas. Esto confirma el alto valor ecológico de este parque, enclavado en el corazón del Parque Natural Bahía de Cádiz y que ha conseguido compatibilizar un elevado uso público por parte de la población de la Bahía de Cádiz con la conservación de sus elevados recursos naturales.

Los grupos más destacados han sido la flora, con 224 especies registradas y las aves y los moluscos, ambos representados con 64 especies. La prospección ha permitido detectar especies amenazadas o endémicas, destacando entre las plantas el escaso Limonium diffusum y el Verbascum pseudocreticum, endemismo de las costas de Marruecos y Cádiz del que sólo se conocen un par de poblaciones en nuestro litoral, siendo una de las plantas más amenazadas de Europa.

Entre la fauna destaca el hallazgo de la hormiga Temnothorax convexus, especie norteafricana que no se conocía en Europa hasta hace unos pocos años, cuando se registró en varias localidades del Campo de Gibraltar. Esta nueva localidad amplía bastante su distribución conocida hacia el Norte.

Este tipo de prospecciones sirve además para detectar amenazas a la biodiversidad, como la irrupción de nuevas especies invasoras. Han sido varias las detectadas en este bioblitz, destacando la primera localización en la Bahía de Cádiz del alga parda Rugulopteryx okamurae, una especie exótica de origen asiático que llegó hace pocos años a las costas del Estrecho de Gibraltar, donde está causando estragos en la fauna y flora locales, además de problemas de la calidad de sus playas por las ingentes cantidades de algas que llegan en los arribazones.

Enlace a galeria de fotos

Comments are closed.