Socios de Honor

Cada 2 años, coincidiendo con la celebración de las Jornadas de Historia Natural de Cádiz, la SGHN tiene tradición de nombrar a un Socio de Honor. Esta figura, tal y como está recogido en los Estatutos, se selecciona entre aquellas personas de reconocido prestigio que por su larga dedicación a la ciencia o conservación honren los fines de la asociación, o bien aquellas que hayan rendido extraordinarios servicios a la Asociación. Los candidatos a dicha distinción serán propuestos por al menos diez socios o por la Junta Directiva.

Además de estar exentos de la cuota anual, los Socios de Honor reciben la estatuilla “Corzo de Bronce“, que les premia su condición. En la actualidad, han recibido esta mención:

2006: Juan de Ferrer Andréu.

Juan de Ferrer, químico, catalán residente en Algeciras durante 43 años, falleció en 2008  a los 83 años. Polifacético innato desde los siete años se dedicó a hacer colecciones, investigar y estudiar los diversos aspectos de la naturaleza -de insectos y minerales sobre todo-, llegando pronto a mantener colaboraciones e intercambios con numerosas universidades, entomólogos, mineralogistas y coleccionistas de todo el mundo. Precisamente, hasta un mes antes de fallecimiento encontró una especie de coleóptero nueva para la ciencia. Juan de Ferrer encargó a su hijo que agrupase las colecciones delos varios millares de insectos, minerales, fósiles…etc. que tenía, y sus publicaciones en revistas científicas, para que no se perdiese su dilatada labor científica, y las distribuyese a diversas universidades de Andalucía, Madrid y Barcelona. Su labor era tan variada e intensa que se le pasaron los años aplazando escribir un libro que recopilase sus mucho estudios y descubrimientos. Uno de los reconocimientos oficiales que recibió tuvo lugar en octubre del 2006. En las 3ª Jornadas de la Sociedad Gaditana de Historia Natural (SGHN), se le hizo un homenaje y se le nombró primer Socio de Honor de la provincia de Cádiz por su contribución singular al mundo de la Entomología (la ciencia que estudia los insectos). Se leyó la relación de las especies encontradas y estudiadas por él, y le fue entregado el primer “Corzo de Bronce” otorgado por la entidad.

 

2011: Don Olegario del Junco.

D. Olegario del Junco, recibiendo el Corzo de bronce a manos de Juan José de Mier, presidente de la SGHN

 

 

 

 

 

 

 

Olegario del Junco Rodríguez, socio fundador y primer presidente de la Sociedad Gaditana de Historia Natural, fue nombrado Socio de Honor en el transcurso de las Jornadas de Historia Natural de la SGHN celebradas en la sala de actos de la Casa de Los Toruños (El Puerto de Santa María) por su aportación al conocimiento de la naturaleza gaditana.

Este jerezano, arquitecto de profesión, ha destacado sobre todo por su aportación en los campos de la ornitología y la entomología.Olegario es uno de los ‘históricos’ del estudio de las aves en España y fue presidente de la SEO (Sociedad Española de Ornitología). Como entomólogo mantiene una de las mejores colecciones de carábidos de España.

 

2013: Don Manuel Fernández Cruz.

Don Manuel Fernandez Cruz, Socio de Honor 2013, recibiendo el premio a manos de Íñigo Sánchez, presidente de la SGHN

El profesor Manuel Fernández Cruz (Trujillo, 1943), uno de los fundadores de la ciencia ornitológica en España, fue nombrado Socio de Honor de la Sociedad Gaditana de Historia Natural durante las VI Jornadas de Historia Natural de la provincia de Cádiz, organizadas por la SGHN del 18 al 20 de octubre en Vejer de la Frontera (Cádiz).

Fernández Cruz ha impulsado numerosos proyectos en la provincia de Cádiz, especialmente en el campo de Gibraltar, lugar al que se siente vinculado profesional y afectivamente. Responsable de los primeros estudios del corredor migratorio en el Estrecho, ha colaborado intensamente con SEO/BirdLife, asociación de la que llegó a ser secretario general y director del Centro de Migración de Aves.

Junto a su larga labor docente en la Universidad Complutense de Madrid, centro al que ha estado adscrito toda su vida profesional, ha desarrollado una labor ingente con estudiantes que aprovechaban sus vacaciones de verano para llevar a cabo censos de aves –en especial, cigüeñas blancas– durante su migración por el Estrecho. Este trabajo ha servido de inspiración para toda una generación de ornitólogos.

 

2015: Don Alberto M. Arias García

Alberto Arias, recibiendo el Corzo de Bronce a manos de Íñigo Sánchez (a la izquierda de la imagen) y de Antonio Rodríguez (a la derecha de la imagen).

 

El Dr. Alberto Arias es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Sevilla desde 1979, e investigador científico del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (CSIC) desde 1980, donde empezó en 1970. Durante los primeros 30 años de carrera investigadora su trabajo se centró en el estudio de aspectos relacionados con la acuicultura en las salinas de la Bahía de Cádiz, enfocados, al principio, a su aprovechamiento como granjas marinas y, después, a su conservación como zonas de alto valor ecológico. En los últimos 20 años ha participado en varios proyectos de investigación dirigidos el conocimiento de las comunidades acuáticas del estuario del Guadalquivir, del Guadiana y de los Corrales de Pesca de Rota. En 2004 la temática de sus investigaciones da un salto inesperado y se amplía al conocimiento de la ictionimia andaluza, mediante dos proyectos de investigación en colaboración con la Dra. Mercedes de la Torre, lingüista de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Con el tiempo, el estudio de los ictiónimos le apasiona y se convierte en el leitmotiv de sus investigaciones, hasta el punto de que retrasa la fecha de su jubilación ordinaria (2011). Actualmente, “enganchado” por completo a la ictionimia, trabaja en la publicación de una monografía sobre esta materia.Ha mantenido una larga trayectoria de estudio y divulgación de la naturaleza gaditana, especialmente dirigida a peces y otros organismos de los esteros y salinas que se ha venido traduciendo, a lo largo de mucho tiempo, no solo en publicaciones científicas especializadas, sino en libros y capítulos de libros así como multitud de ilustraciones que han servido para dar a conocer al público la riqueza de nuestra fauna acuática marismeña.